jueves, 18 de octubre de 2012

ALCALINIZATE!!!! (y mejora tu metabolismo)


ALCALINIZACIÓN Y ACIDIFICACIÓN DE LA SANGRE
  
Nuestro cuerpo metaboliza la comida que ingerimos, y en su transformación genera residuos tóxicos que son de naturaleza ácida. Estos residuos son eliminados a través de la sangre por el Hígado (filtrado de la sangre), los Riñones (a través de la orina), de los Pulmones (vapores) y de la piel (sudor). Para cumplir esta tarea, el plasma sanguíneo debe mantener una ligera alcalinidad. El pH de la sangre tiene un margen muy pequeño que tiene que mantener “siempre” entre 7,35 y 7,45, sino no seria posible la vida. Para contrarrestar una acidificación o alcalinización, el organismo forma unas “bases” que hacen que se mantenga el pH en su punto óptimo.
Constantemente la sangre se encuentra autorregulándose para no caer en acidez metabólica, de esta forma garantiza el buen funcionamiento celular, optimizando el metabolismo.

Cuando la acidez comienza a aumentar por alguna razón, se inicia la excreción de los desechos ácidos a través de los riñones al aumentar la producción de orina, incrementar el ritmo de la respiración para ingresar más oxígeno que alcalinice la sangre y para expulsar el dióxido de carbono que acidifica. También, si la sangre tiende a la acidez durante un largo período de tiempo, buscará apoyo en los tejidos para ayudar a estabilizar el pH. El cuerpo puede comenzar a excretar minerales alcalinos como el calcio que toma de los huesos y dientes, magnesio, que toma de los vasos sanguíneos; potasio del sistema neuromuscular y sodio de las articulaciones. Si estos minerales no son reemplazados, los tejidos se debilitarán y degenerarán rápidamente.

Cuando una persona come muchos alimentos acidificantes, durante largos períodos de tiempo, el cuerpo se encuentra en desventaja para formar elementos alcalinos y comienza por trastornarse su sistema digestivo. Los alimentos no se digieren adecuadamente, se produce mucosidad para proteger al estómago y al intestino. Con el tiempo esta mucosidad se vuelve tan gruesa que se produce una placa que impide la absorción de nutrientes. La presencia de esta capa de mucosidad en las paredes intestinales y del colon se vuelve un campo fértil para alojar toda clase de parásitos y organismos indeseables.

ALGUNOS SÍNTOMAS DE LA ACIDOSIS
Los más característicos son:
-Desmineralización de los huesos. Para poder alcalinizar la acidez provocada por los alimentos (por ejemplo la leche) el cuerpo recurre a los minerales del hueso (quedando poroso). Crujido de las articulaciones. Reumatismos.
-Falta de energía- Cansancio crónico. Sabor agrio y viscoso al despertar.
-Sensación de frío permanente. Mala circulación
-Piel seca (escamas blancas). Uñas frágiles, cabellos débiles y caída del mismo. Hongos.
-Encías inflamadas. Caries y desgaste dental. Acidez estomacal, eructos ácidos, gastritis.
-Facilidad para las infecciones. Cistitis. Frecuentes resfriados.
-Alteración emocional. Tendencia a la depresión. Sensibilidad desmesurada al dolor. Insomnio.
-Dolor muscular por depósitos ácidos en ellos. Calambres y espasmos, lumbago y tortícolis.
-Procesos inflamatorios. Trastornos tendinosos. (tendinitis)
-Tensión en el cuello y hombros.
-Estreñimiento.

Para ayudar a la alcalinización de la sangre, podemos seguir estos simples pasos:

1. Tome dos litros de agua natural diariamente a la que habrá añadido media cucharadita de bicarbonato de sodio.
2. Tome diariamente el jugo de un limón diluído en agua
3. Tome una cucharada de vinagre de manzana diariamente diluída en agua.
4. Utilice hierbas para sazonar como orégano, cilantro, perejil, romero, etc.
5. Beba un jugo fresco de zanahoria diariamente
6. Trate de que su dieta en su mayoría, la constituyan alimentos formadores de álcalis como las frutas y las verduras frescas y crudas.
7. Tome dos onzas de jugo de papa cruda diariamente.
8. Respire profundamente tres veces cada vez que se acuerde de hacerlo.

Para evitar la acidificación de la sangre, podemos evitar:

• Refrescos, café, alcohol y tabaco.
• Productos elaborados a base de harina de trigo (incluída la integral)
• Productos que contengan azúcar o endulzantes artificiales.
• Todo tipo de carnes frescas o frías.
• Quesos grasosos, crema y mantequilla. Puede consumir yogurt natural, jocoque y queso fresco o cottage.
• Productos farmacéuticos
• Sazonadores que contengan substancias químicas o vinagres.
• Alimentos enlatados o empaquetados.
• El estreñimiento debe ser evitado a toda costa, pues cuando los desechos tóxicos permanecen dentro del cuerpo, producen constantemente ácidos que se recirculan en la sangre. Limpie el colon con agua natural cuando la evacuación no se presente regularmente.

CONCLUYENDO:::::::::::
Vivimos en una sociedad que nos enriquece con alimentos 90% acidificantes, por lo tanto tenemos que elegir cuidadosamente los alimentos de la dieta que seguimos para controlar nuestra salud.
Hay que comer de todo, tanto alimentos ácidificantes como alcalinizantes, lo importante es la proporción, 
 Es muy importante la preparación de los alimentos. Se ha demostrado que un 40-60% de las vitaminas y minerales se pierde en el agua de cocción de las verduras, incluso las acelgas y las espinacas llegan a presentar naturaleza ácida cuando se tira el agua de cocción, por eso es importante no tirar esa agua. Otra opción es "la cocina al vapor", en escabeche o salmuera que no desnaturalizan ni destruyen las proteínas y las vitaminas que no resisten bien a la cocción, o sea conservan su poder alcalinizante. Beber un litro de agua mineral, infusión (té verde) al día. Practicar una actividad física con regularidad, al menos una vez a la semana (andar, nadar...) y practicar relajación.
No es broma, el índice de osteoporosis es más elevado en los países productores de lácteos. Cuanto más leche, (alimento acidificante) consumís más acidificas la sangre, más descalcificas los huesos. Comé variado pero comé y alcalinizate. Frutas, verduras, miel, cuidado con los procesos de cocción. Si tenés síntomas como el estreñimiento, cansancio, mala digestión, hambre constante, etc, ya sabés porqué puede ser.  Recomiendo probar los brotes y hierbas alcalinizantes como elDIENTE DE lEÓN, LA ORTIGA Y EL TÉ VERDE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada